Saludo de Dirección

Como Don Bosco CONFIA, ATRÉVETE, VIVE.

MANOS A LA OBRA
con la espiritualidad de Don Bosco.

No podemos entender a Don Bosco sin conocer de dónde brotaba, como de un manantial, su vida, su modo de ser, su modo de actuar…

Brotaba de una intensa vida interior, hecha de amor a Dios y a los demás.

Este amor, esta fuente interior, se convierte en oración, trabajo, relaciones interpersonales, misión educativa, pedagogía, metodología de formación, en un conjunto de valores y actitudes característica, en compromiso con la Iglesia y con la sociedad, en su legado histórico de documentación y escritos, en un lenguaje característico, en un conjunto típico de estructuras y obras, en un calendario con sus propias fiestas y celebraciones…

En pocas palabras: en una forma de vida original: la espiritualidad salesiana.

Como Don Bosco CONFIA, ATRÉVETE, VIVE.

Un nuevo curso para zambullirnos en esa espiritualidad y disfrutar de lo que somos y hacemos.

 

Salesianos-Zaragoza

Pepe Domingo  Director de la casa