Por Carlos Santín y Diego Mazuecos (profesores de Formación Profesional)

Veintiún alumnos (veinte chicos y una chica) junto con dos profesores de Grado Superior de Automoción, de Salesianos de Zaragoza, han realizado en este mes de marzo, el segundo viaje de estudios al norte de Italia (Bérgamo, Módena, Bolonia, Venecia y Turín) con la intención de visitar museos y factorías de vehículos (automóviles y motocicletas) donde han podido comprobar las aplicaciones de sus estudios de Grado Superior (Factoría de Ducati, Museo de Enzo Ferrari, Factoría de Pagani, Museo internacional del automóvil de Turín,…). Pero no sólo se aprovechó y se disfrutó de la potente oferta automovilística que Italia posee,… La visita a la ciudad de Venecia, el arte y la historia monumental de Turín, la gastronomía italiana y, cómo no, la convivencia entre ellos y los profesores, que siempre enriquece y fomenta la amistad, la madurez…según palabras de los profesores acompañantes: -”Esos también fueron otros regalos que todos nos llevamos personalmente de vuelta. Quisimos visitar en Turín el origen y la esencia de la obra salesiana de Don Bosco, allí donde todo comenzó…Valdocco. Agradecemos muy fraternalmente a Don Rafael Gasol, salesiano español destinado en Valdocco, por su cálida acogida y sus acertadas explicaciones dadas a los chicos en todos los lugares más importantes del recinto (inicios de Valdocco, cómo fue creciendo, las habitaciones de Don Bosco, la juventud de aquella dura época, la figura de Mamá Margarita, los contratos laborales arbitrados por Don Bosco,  la forma de ser de Juan Bosco, la Basílica de María Ausiliatrice, su cripta, …)»

Cuando a unos chicos entre 19 y 23 años, de Formación Profesional se les plantea una visita “religiosa” dentro de un viaje de estudios, a los profesores nos surge la duda del interés que pueda tener para ellos, si sólo están deseando que se acabe, si lo ven como un tostón o algo que “toca” por ser salesianos… En nuestra sociedad “no está de moda” todo lo relacionado con la Iglesia… Aun así…¿Por qué no?…

¿Por qué no saber de dónde surge la identidad de tu colegio, de tu casa salesiana?..¿Por qué no saber quién fue este hombre y cómo proyectó su futuro, su vida, para llevar a cabo semejante labor?… ¿Acaso el progreso social y económico actual de la Italia visitada, no guarda relación con la filosofía de Don Bosco sobre la idea de la juventud como motor del mundo desde sus orígenes allá en Valdocco?…

Los alumnos, tras la visita, nos respondieron y sorprendieron de forma grata…Sin medir su grado de creencia o afinidad religiosa todos coincidieron que merece mucho la pena visitar Valdocco,… Oír su historia, conocer los inicios, ver a Don Bosco…Alguno nos decía sentirse orgulloso de pertenecer a la familia salesiana, otro  que haría todo lo posible para traer a su madre a que visite este lugar, otro de nuestros jóvenes le pedía a Don Rafael que le dejase entrar a la basílica para rezar a solas unos minutos,… Todos ellos, mientras duró la visita, mantuvieron un respeto y una actitud positiva en todo momento,…¡son jóvenes de Don Bosco!

En definitiva, ha sido un viaje que ha merecido la pena en su conjunto y que es muy recomendable que lo hagan todas las casas salesianas con sus jóvenes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.mas-informacion-sobre-las-cookies/

ACEPTAR
Aviso de cookies